jueves, 5 de junio de 2008

A PARTY, A GRANDIOSE & FLAMBOYANT PARTY...

Este Miércoles 4 de Junio se celebraba en la casa encendida una exposición de TSHIRTS de autor contra el SIDA. Entre los artistas que exponían, estaban Carlos Díez, Amaya Arzuaga, Ágatha Ruíz de la Prada, David Delfín, EP3, Ion Fiz y Vampirella por solo citar algunos. Mis favoritas, sin lugar a dudas, fueron las de Amaya Arzuaga (en la foto superior), la de David Delfín (foto inferior), la de Carlos Díez y la de EP3.
La de Amaya Arzuaga era sumamente original, fabricada en un tejido rojo rubí flameante con apliques de plástico negro y rojo, en forma de lazos contra el Sida.

David Delfín, optó por una frase que cada uno interpretó a su propia manera "Protect me from what I want". Sencillamente genial y muy adecuada para concienciar al personal. Los colores, fueron también muy acertados: negro, rojo y blanco.
Tomás y yo disfrutamos mucho de la exposición y socializamos, cual par de rubias de NY city. Sencillamente, nos lo pasamos genial y no nos faltó posar en el photocall. Había un montón de personalidades allí reunidas (Mario Vaquerizo, Alaska, Lucas Arraut...) y el talento se respira en este tipo de reuniones.
También estaba la Crawford (su nombre no viene de Cindy Crawford, como él mismo me explicó, sino de Joan Crawford). Al igual que mi persona, optó por abandonar el look oxigenado (antes tenía un gran parecido con Andy Warhol) y se ve estupendo tan brunette y chocolate, con su sahariana de seda y su TSHIRT de Jean-Paul Gaultier. Solo nosotros sabemos el daño irreparable que hace la decoloración en el pelo, ¿verdad, Craw?
Otra instántea de Tomás et moi, antes de que sirvieran el pica-pica, compuesto por sushi, gazpacho, canapés y un exquisito jamón que quitaba el sentido. Como todo buen cocktail que se precie, no puede faltar el producto nacional.

También nos encontramos con Paco Corazones que a pesar que decía que estaba cansado, estaba pletórico y divino, como siempre. Ya sabemos que este Viernes le veremos en el aniversario de Studio 54 bailando como solo él sabe hacerlo: con mucho arte, garbo y salero.También mantuve una conversación interesantísima con unos amigos de Tomás acerca de moda Italiana y el futuro de la moda Española. Coincidíamos en muchos puntos y además nos fascina el corte de los vestidos de Martin Margiela. ¿Qué más se puede pedir?
También estaba allí, Johann, flamante DJ y showman que nos regaló los oídos con house, chill-out y piezas vintage de los años cincuenta. Un auténtico encanto de chico que no solo levanta pasiones allá donde va, sino que además tiene un trato muy afable y se muestra muy cordial. Coincidí con él cuando me entrevistaron en Space Ghost para canal Turner y su simpatía, me cautivó. También ya le había visto a las puertas del Elástico, al finiquitar la fiesta de la revista Vanidad y ya tuve la corazonada de que sería un joven auténtico y con mucho sentido del humor.
La camiseta de EP3 tenía un interesante diseño y desde aquí le mando un mensaje a Lucas para que sepa que me encantó, Esa relación de colores y de apliques fue todo un acierto.
Como de costumbre, la TSHIRT de Carlos, no dejaba indiferente, por su patronaje y sus detalles de cremalleras-zippers recorriendo todo el frontal de la camiseta. Sencilla pero contundente.


Salimos de La Casa Encendida para ir al IED en taxi y el trayecto, digamos que fue digno de una novela de Valle-Inclán. "Luces de Bohemia" podría describir la situación que aconteció en el cubículo del coche. A nivel verbal, divertida y esperpéntica a más no poder.
En el IED, coincidí con antiguos amigos, como Yogesh, flamante CEO de Joyas McKenzie (preciosas por cierto y para mi gusto bastante más elegantes y sofisticadas que las de los competidores de Swaroski). También estaba José Luis de Vogue.es, al que conocí el fin de semana anterior, de bailoteo y fotografeo en el Gin Club.
También me alegré mucho de ver a Álvaro y a Carlos que estaban muy animados. Les ha sentado bien presentar las colecciones en Lituania y México, donde ha recibido innumerables críticas positivas.
¡Álvaro como siempre, rompedor, con esa mirada tan Sean Connery en su época de James Bond!

En la vorágine de la fiesta, fagocitados por luces de neón. ¿Cuándo repetimos?



3 comentarios:

Boquilla Turbo dijo...

Heh heh! Gracias por tus amables palabras Raquel. El sentimiento es mutuo.
Pero house!!!!! Ha ha ha!
besos wapa
johann*

sentimientosquenocambian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fabian Espinosa dijo...

definitivamente te queda mejor el pelo oscuro. besos